La Leyenda

“ Leyenda   de la Piedra Cruz”

Lágrimas Petrificadas Por amor de una doncella Cristiana. “Un toqui araucano capturó una doncella española y la llevó al sur de Concepción. Ésta fue poco a poco acostumbrándose a su amo y señor, y aceptó ser su esposa; pero los jefes de la tribu miraron con malos ojos esta unión. Una noche los jefes avisaron a la extranjera que el guerrero había muerto a orillas del río. En su desesperación la doncella huyó del poblado vagando por los bosques a lo largo del estero, dejando oír sus llantos en la planicie y los ruegos a su Dios  para que le devolviera a su amado. Mientras lloraba cada lágrima que caía al agua se convertía en una Piedra Cruz. Al ver este verdadero milagro de amor los guerreros trajeron a la machi o hechicera a orillas del río quien tomó las piedras misteriosas y las echó a la calabaza ritual,  y al compás del kultrún o tambor araucano las piedras empezaron a saltar dentro del instrumento ordenando liberar al cacique que había sido desterrado de la tribu  para que éste volviera. Así se reconoció el milagro y se Permitió el Casamiento.